viernes, 24 de julio de 2015

Reseña: El nombre del viento - Patrick Rothfuss







Título: El nombre del viento
Autor: Patrick Rothfuss
Páginas: 880

SINOPSIS:

Viajé, amé, perdí, confíe y me traicionaron.
En una posada en tierra de nadie, un hombre se dispone a relatar, por primera vez, la auténtica historia de su vida. Una historia que únicamente él conoce y que ha quedado diluida tras los rumores, las conjeturas y los cuentos de taberna que le han convertido en un personaje legendario a quien todos daban ya por muerto: Kvothe... músico, mendigo, ladrón, estudiante, mago, héroe y asesino. Ahora va a revelar la verdad sobre sí mismo. Y para ello debe empezar por el principio: su infancia en una troupe de artistas itinerantes, los años malviviendo como un ladronzuelo en las calles de una gran ciudad y su llegada a una universidad donde esperaba encontrar todas las respuestas que había estado buscando.

OPINIÓN PERSONAL:

¿Cómo describir una de las mejores novelas que he leído cuando estoy completamente sin palabras?
Esta noche al acabar el libro he sentido como un vacío dentro, como cuando de pequeña veías una serie y tus padres te mandaban a la cama sin dejarte acabar de verla. Pues así. Esta es la primera parte de una historia que necesito completar para que mi corazoncito viva tranquilo. 

Tenía mucho miedo de comenzar esta novela por su gran número de páginas, no os lo voy a negar, pero tengo que admitir que esperar tanto para leerla ha sido uno de los mayores pecados de mi vida. Quizá me quede un poco corta con esta reseña, pero es realmente difícil, creedme. 
Patrick Rothfuss narra una historia dentro de otra que, a fin de cuentas, es la misma. 

Un hombre de una taberna salva a un escribano de su muerte, lo que él no sabe es que este personaje será la que le haga revivir todo su pasado. Con el único propósito de escribir la vida de Kvothe, el escribano va tomando nota de los primeros años de vida del tabernero: una troupe itinerante, actuaciones en la calle y una gran tragedia, el encuentro con los Chandrian, que dejará a Kvothe sumido en una gran soledad. 

“Un fantasma busca venganza, un demonio quiere tu alma, un engendro tiene hambre y frío. Eso los hace menos aterradores. Las cosas que entendemos podemos intentar controlarlas. Pero los Chandrian aparecen como un rayo en el cielo despejado. Son pura destrucción, sin sentido y sin motivo.”

Sin duda estas 900 páginas te saben a poco cuando estás tan inmerso en la historia. 

Kvothe no es más que un niño de 15 años que tiene que hacer frente a una madurez impropia para su edad pero necesaria para poder seguir sobreviviendo. Podríamos decir que la novela tienen un transfondo realista acompañando de mensajes de superación, valor y esfuerzo constante. Me he sentido como una madre orgullosa cuando ha conseguido superar una prueba tras otra hasta convertirse en leyenda. 

“Cuando somos niños, casi nunca pensamos en el futuro. Esa inocencia nos deja libres para disfrutar como pocos adultos pueden hacerlo. El día que empezamos a preocuparnos por nuestro futuro es el día que dejamos atrás nuestra infancia”

La historia de Kvothe es un hechizo formulado con las siete palabras exactas para que te enamores de ella. 

Respecto a los personajes, me han cautivado. Desde ese pequeño pelirrojo que consigue conmoverte con su vida, hasta el tabernero frío y fuerte que te obliga a no sentir pena por él. 
En una palabra: brillante. 

VALORACIÓN:








No hay comentarios:

Publicar un comentario